domingo, 4 de septiembre de 2011

A na li zan do me



















(Engañado al tomar conciencia sobre un principio, desde un principio, abro las expectativas en un ritual tergiversado, a lo que simplemente es, una desaliñada temporada de desequilibrios shakespearianos, amores bufandicos esporádicos, deberes postergados, y tonadas de radio malinterpretadas)

Encima de todo este cordel de palabrería,
fanáticos encontrando su lugar
en una tibia noche de verano,
se encuentran mis sesos tomados del armario.
Fu-gaz. Han de ser mis delirios,
confitados todos ellos:
mis delirios.

Un par de líneas destronadas, eliminadas del mapa
ahora nadie sabrá, lo mucho que quiero a esa bufanda,
qué más da.

Obediencia, lúgubre y rancio dictador
Oh, por favor, no  tires sentencia en mi tórax entornado

Danzando a orillas de un corcel
la (cinética) tersa mañana me acompaña y ya, estoy, otra vez aquí,
sobre tu grupa,
ve y remonta los cielos
ve y remonta los cielos
hasta el final.


Sir graju graham

Publicar un comentario