jueves, 15 de febrero de 2018

Para no extrañarte al despertar

Tengo que decirme cosas, que pueden ser mentira, sí, pero las necesito para hacerte la mujer más nefasta del planeta. No puedo seguir torturandome por cuestiones morales; de si mi necesidad biológica está mal, o si pude o no haber evitado generar rencor por pasadas muestras de indiferencia y desengaño(?), o si las conjeturas paranoides que me formulé son producto de mi mente enferma o del silencio que permeaba toda la lógica de tu conducta, quizá ambas.

A lo mejor los dos estamos enfermos. Hay cosas que no me puedo explicar, no son sanas para mí, y seguro es imposible que poniendote en mi lugar las veas. Probablemente pasa lo mismo de tu lado. Fantaseo con una conversación frente a frente para entendernos. De cualquier forma el rencor no cesará hasta llevarlo a algún tipo de catarsis. Claro que lo primero en lo que pienso es en sexo, hace años que no caigo en tales encuentros. Sí, ni el sexo ni la conversación van a suceder. Admito que les doy fuego en la noche, para mitigar la libido.

Para cuando despierto necesito volverte la mujer más nefasta del planeta, a la que no le resulto atractivo, que mira una de mis fotos con ojos de analista, apreciándola por sus propiedades estéticas: luz, color, forma, y todas esas mamadas por las que prefiero la literatura al análisis literario. Yo me hubiera entregado totalmente a ti, sin medias tintas. Necesitaba saber si tú también. Es evidente que no, si tenías esas dudas como yo tenía el rencor... no había nada qué hacer. Ibas a encontrar lo que estabas empecinada en encontrar. ¿Qué? ¿que como soy hombre lo único que quiero es sexo, que como escribo "bonito" trataba de embaucarte, que soy culero, narcisista y que no me importas en realidad?

¿Y cómo demuestro lo contrario? si te extraño, si vuelvo a tu vida una y otra vez, si me gusta lo que voy conociendo de ti y te lo hago saber, excepto tu primo mamado, que de todas formas no eres tú y no debería interferir sobre aquello que sientas ¿no es suficiente? ¿quieres que te conquiste? ¿que te lleve flores, que escriba con corazoncitos y besos y pendejadas cursis? aborresco toda esa basura. Si no te gusta como yo quiero, que sí, seguro es miserable mi cariño, pero es sincero, entonces ya no hay nada más que hacer.

Lista básica para aborrecerte:

  1. Estás más entusiasmada en probar que soy eso que piensas de mí que de conocerme.
  2. Te resulto patético.
  3. La montaña rusa de tus emociones, el blanco y negro con que ves el mundo, incompatible con mi gris.
  4. Tu primo, insuperable.

sábado, 3 de febrero de 2018

Pros y contras personales de México

Pros

  1. Culturas indígenas
  2. Mis amigos y familia
  3. Fauna y flora
  4. Mujeres 
  5. Gastronomía
  6. Clima
  7. Ingenio
  8. Humor


Contras

  1. Cultura del narco
  2. Música popular
  3. Violencia
  4. Clase política
  5. Religiosidad
  6. Partidocracia
  7. Machismo
  8. Indiferencia

martes, 19 de diciembre de 2017

Aligerando la monstruosidad

Blog en continua construcción

La empatía es una de las razones por las que puedes reconocer si existe algo de humano en ti. Por lo que comenzaré con esa parte para diagnosticar mi humanidad.

1. Me ha conmovido la muerte de mis ratones.
2. Ayudo con los quehaceres de la casa.
3. Nunca he sido ni seré infiel.
4. Me ha conmovido ser parte de una protesta.
5. Me da tristeza ver desplantes de rabia e impotencia ante decisiones del gobierno.
6. La música me conmueve.
7. Me conmueve el dolor.

Además hay ciertos valores por los que me gobierno y actuo acorde: la honestidad y la sinceridad.




martes, 12 de diciembre de 2017

16 Rasgos aberrantes en mí


Narcisistas
  1. Pensar que soy especial. En sentido que rechazo (como otros tantos miles o millones), cánones de belleza y estilo: lo llamativo, lo brillante, lo simétrico, lo uniforme. Y en tener gustos y preferencias no tan populares. Y en hacer actividades no tan convencionales con sistemas adaptativos propios. No pienso merecer un trato diferente por ello; a menos que exista una relación interpersonal de por medio.    Corregir: No
  2. Empatía nula con personas fuera de mi circulo social. Efectiva con marginados, pero no con aquellos que viven de la gente empática, y efectiva con animales desvalidos o agraviados.    Corregir: No
  3. Preocupación por lo que los demás piensen de mi comportamiento o mis creencias.    Corregir: Recordar que siempre habrá gente a la que simpatices y gente a la que no.
  4. Exhibicionismo emocional.    Corregir: Ser prudente con no meter a segundos y terceros; no a todos les resulta indiferente exponerse.
  5. Pasar demasiado tiempo pensando en quién soy, qué hago, lo que quiero, lo que tengo, mis nececidades, mi visión a futuro, mi pasado: fracasos y logros.    Corregir: Atender prioridades.
Obsesivos
  1. No dejar de pensar en la mujer que me gusta, tanto por su forma de ser como físicamente, y que manifiesta interés en mí. ¿Enamoramiento?    Corregir: Enfocar mis pensamientos en el momento.
  2. Rumiar las declaraciones erróneas y desagradables que hago.   Corregir: Mantra "A lo hecho, pecho".
  3. Seguir una rutina sistémica y sentirme mal cuando no la cumplo como la establecí.   Corregir: Considerar lo estricto y severo que estoy siendo y soltar.
  4. Querer entender cómo piensan los demás.   Corregir: Preguntar.
  5. Ser un severo juez sobre cómo soy.   Corregir: Conciderar que nadie es perfecto y que todos tenemos defectos.


    Paranoides
    1. Sentir que mi conducta es objeto de burla o genera desconfianza.   Corregir: Comportarme más sobrio y sonreir. 
    2. Hacer conjeturas sobre el comportamiento y acciones de los demás.   Corregir: Seguir reconociendo que son ideas paranoides y además, resolver las dudas en su momento para que no estallen en discusiones o degeneren en desconfianza.

    Sociópatas
    1. No sentirme parte de algún grupo social o comunidad.   Corregir: Recordar dónde sí.
    2. Aislarme.   Corregir: Seguir con rutina de salidas.
    3. Sentir aversión por las conversaciones triviales o las relaciones superficiales.   Corregir: Bajarle.
    4.  No encontrar satisfacción en actividades colectivas.   Corregir: No

    11 Rasgos aberrantes en mujeres

    1.  Inconstancia. Te dicen sí un día y el otro se arrepienten.
    2. Intolerancia a los hombres que expresan libremente su sexualidad.
    3. Erotómanas, que piensan que todos las pretenden por su físico.
    4. Materialismo. Obsesionadas con lo que él viste, su peinado y posesiones.
    5. Dependencia a la aprobación de amigas o compañeras para decidir.
    6. Infidelidad. Enamoradas de uno, coquetas con aquel, y en una relación con otro.
    7. Las que te quieren, pero cambiar. 
    8. Las quejumbrosas.
    9. Las dependientes que necesitan estar cada minuto tras tu rastro.
    10. Las que no expresan su malestar. Al otro extremo de las quejumbrosas.
    11. Las dramáticas, que necesitan caos constante en sus relaciones.

    domingo, 10 de diciembre de 2017

    Mi sexualidad completa (mapa y manifiesto)

    Ayer llegué a dos conclusiones. Una triste, pero inevitable por incompatibilidad, y otra afortunada, que me ha hecho superar la primera. No daré detalles, porque lo que nos dijimos, es cosa nuestra. La conclusión afortunada es que descubrí la última pieza de mi sexualidad.

    Empecemos por los rasgos más amplios:

    Orientación: Hetero
    Respuesta a estímulos: Alta (hipersexual)
    Tabús: Coprofilia, pedofilia y gerontofilia.

    Ahora sigamos con el mapa, que conceptualmente resume el tipo de relación con la que soy funcional, las transiciones y los beneficios en cada transición. 
    ¿Por qué solo de pareja y no casual o con amigas con beneficios?

    Casual no, porque soy muy torpe para actuar cual macho alfa, además mi desconfianza ante a alguien desconocido me genera inseguridad. Más de la que he heredado por los muchos rechazos durante mi pubertad. 

    Amigos con beneficios no, porque a pesar que exista una conexión emocional, probablemente no tenga los fetiches que suben mi libido, o que no genere la tensión sexual requerida. A mis amigas las asexualizo; yo no mezclo peras con manzanas.


    Solo doy a mi pareja o candidata a pareja (musa). Porque entre los dos hay una emoción recíproca, electricidad, química, o tensión sexual, y que seguramente cumple con unos cuantos de mis fetiches.

    En cuanto me crecen las alas soy totalmente fiel. Si no hay química, y sin embargo, hay compatibilidad y fetichismo, seré fiel por empatía, pero no me comprometeré formalmente.

    MANIFIESTO

    1. Renuncio para siempre a los estándares convencionales  sobre la frecuencia de encuentros sexuales.
    2. Calidad por encima de cantidad.
    3. No conquisto.
    4. Si me rechazan, si muestran desinterés de un día a otro, o son incompatibles, repito mi mantra.
    5. El sexo casual es exclusivamente una fantasía erótica.
    6. Digo no, al romance digital.
    7. Digo sí, a los fetiches para determinar a la indicada. 
    8. No soy de amigas con beneficios.
    9. A favor del enamoramiento.
    10. Indispensable una conexión interpersonal para un encuentro sexual.
    11. Fidelidad instantánea a quien me de alas o entre en mi circulo "musa".
    12. Indispensable enamoramiento para formalizar ("si no saben volar, pierden el tiempo conmigo")
    13. Antes de formalizar ver compatibilidad, hábitos, tabús, y fetiches.

    Felices fiestas a todos.

    sábado, 9 de diciembre de 2017

    Hipersexualidad

    Pienso que vivimos en tiempos hipersexuales. Pienso que de alguna forma yo estoy hipersexualizado, pero que no soy compatible con ese modo de vida. Desde que estaba en la secundaria me etiquetaron como no apto. No sé qué rasgos me delatan ¿será tal vez mi cabello desordenado? ¿mi mirada? ¿o la manera en la que interactuo: torpemente?

    En mis primeros meses en la universidad me cansaba la forma en la que jugaban con el tema de la sexualidad, era como si todos estuvieran en el preludio de una fiesta orgiastica. Yo solo podía fantasear con la chica que me gustaba o con desconocidos. Lo demás se me figuraba demasiado artificial y actuado.

    Mi único tipo de alternativa sexual es de pareja, de conexión emocional. Eso o una sexbot.

    ¿Qué pasaría si juntara todos mis fetiches en un solo encuentro? Algún día, tal vez, con la indicada.

    ¿Se puede ser hipersexual sin tener relaciones intimas? Es como una obsesión, el solo pensar constantemente en sexo ya te hace hipersexual.

    viernes, 8 de diciembre de 2017

    Cómo hacer a un violador

    Margina a un hombre, quitale su dignidad, hazlo sentir que no vale nada. Depende de muchas cosas; gobiernos que limitan el potencial de su pueblo a conveniencia del sistema económico, padres que desvalorizan a sus hijos, culturas que determinan el valor masculino por logros y acciones. 

    Cría a un macho. Tratalo como un rey desde pequeño. Hazlo sentir que estás a su servicio y que siempre tiene la razón. 

    Ponlo en un ambiente violento. En donde todos sus objetivos y anhelos se sometan a la competición contra otros hombres. En todo ámbito: laboral, sentimental, sexual, educativo, deportivo... Sumale a la competición mujeres. 

    Con las condiciones anteriores, sometelo a un prolongado estado de fracazo.

    Hipersexualizalo. Que oiga como todo mundo lleva una vida sexual activa y el que no, es objeto de burla. Que vea en todos los medios, mujeres receptivas, erotizadas, coquetas, anhelantes. 

    Frustralo. La seguridad es el más grande atractivo, es el más importante activo para dar el paso, y para sostenerlo. La mujer puede tomar esta seguridad tanto de sus logros, como de su belleza física; a veces no es necesario que la tenga porque igual el hombre hipersexualizado la pretenderá solo por tener vulva. El hombre que ha pasado por los puntos anteriores, dificilmente se sentirá seguro de sí, por tanto, no conseguirá atraer, ni se arriesgará a ser rechazado.

    Poco a poco permitele violentarlas. Que sea abominación pero no un trastorno, porque el trastorno significa que esa maldad le viene de fuera y que tiene historia. No lo trates como paciente, pero tampoco lo castigues. Que alivie su frustración hasta el último nivel. Que no ocurra nada si se dirige a ellas para expresar su deseo. Que no ocurra nada cuando las siga por las calles y las grabe. Que no ocurra cuando las toque y las manosee. Que no ocurra cuando las forcejé con ellas y use sus partes intimas para deshaogarse.