miércoles, 25 de mayo de 2011

Cosa de gustos




My Ballot Box

¿Qué método prefieres?





















View Results

Yo opté por la horca.

Morir envenenado es seco.  Si nadie te peló en vida, envenenado tampoco te ayudará en la muerte; a menos que lo tuyo sea pasar desapercibido hasta en el gran final. Tiene las ventajas de que una dosis correcta de cianuro, amanita, arsénico, fluroacetato de sodio o papas verdes te ahorrará los dolores y sin darte cuenta a dormir. Ideal para nenas.

La más eficaz es darse un tiro, es, sobretodo, rápida y muy elegante. Yo lo haría con smokin.

Para los que les gusta lo escandaloso y sangriento, están los clásicos cortes a las arterias principales. Dan un buen espectáculo en lugares iluminados y limpios; tinas, camas con sabanas y almohadas blancas, recamaras vacías, etc.

La más valiente es la del salto. Es para todo aquel cuya mala suerte lo ha hecho el hazme reír de la familia, de la escuela o del trabajo. A los oficinistas les viene muy bien, ya que todo el día están encerrados en un cubículo y de pronto "swuam" se zambullen por la ventana, al aire, gloriosa y última libertad. O aún mejor y más estético, brincar por la azotea, calculando el lugar de impacto, como un proyectil.

Inanición. Perfecto cuando te has vuelto invisible. Solitario en tu departamento, casa, almacén o donde sigas existiendo. Simplemente, dejas que pase. Te apagas como velita.

Me gusta la horca. Es tétrica. Me gusta lo tétrico. Quedarme en sus mentes, como un acento difícil de corregir. El mejor show de sus vidas.

Pero antes; terminaré mi novela, y antes, terminaré mi bestiario. Para qué? quiero alojarme en sus cabezas, como un cisticerco. Voy a ser algo cuando deje de ser.

Publicar un comentario