viernes, 26 de noviembre de 2010

Grizzly bear - Two weeks

Escritor y critico es oficio que se le acomoda a cualquier lomo de bacalao. Por eso hoy me doy a la tarea de ser uno de tantos tontos que se pone el saco. Ya en el papel de critico, tomaré cartas en el asunto, quiero decir, tomaré la canción a criticar, al azar, la radio la ha elegido ya, escuchen:


Grizzly Bear - Two Weeks

Podemos saltarnos la parte en que declaro lo repugnante de éste vídeo, porque es posible que esas caras descompuestas sean realmente el objetivo del autor... y sí, son repulsivas, pero al mismo tiempo dan ganas de una risa incomoda. Sobre el aspecto técnico... bien, es cierto que no hubo horas de ardua producción.

La letra es de lo más simple y el corito no ayuda mucho a la voz principal, en lo particular ese tipo de voces al estilo Beirut me dan flojera. Lo único que se salva, es el piano, la bateria y el sintetizador, que le dan a la canción un armónico tono infantil-religioso de nueva generación. Lo siguiente pueden omitirlo, datos de la banda que ni a mi me interesan.

Grizzly bear es una banda neoyorquina de folk rock pop psicodelico experimental que gusta de utilizar la voz de sus integrantes, además de guitarras, teclados, omnichord (juguete electrónico similar a una guitarra, pero también a un teclado), batería, entre otros. Integrantes: Daniel Rossen, Christopher Bear, Ed Droste y Chris Taylor. 

 Por cierto, no los detesto; Ready, Able es muy buena rola, aunque tampoco su vídeo se salva de ser abucheado. Cada vez estoy más convencido que la intención primordial de estos músicos es la de materializar pesadillas en un matiz solemne, lo cual les da la etiqueta de tétricos. Puntuación en una escala donde el 1 es intolerancia y el 10 orgasmo; les doy un 5 de mediocres. Y les daría un seis por originalidad, pero resulta que su estilo me recuerda mucho a Fleet foxes.
Publicar un comentario