martes, 16 de noviembre de 2010

De Humanoides


De humanoides es la estética estéril,
las cartas tibias,
una leve ceguera invernal;
de ellos vienen los despojos de amargura
actuar naturales ante "los verdaderos"
y ya inmersos dentro de sus propias soledades, escocerse los huesos
recurrir inútilmente al abrigo descarnado

...a imaginarse...

De humanoides son los dolores de uña
por vacíos que amplían sus radios de agresión
y no hay abrigo descarnado que cobije,
porque ellos se alejan
¿por qué se alejan, si se entienden?

Es porque entre humanoides hay compasión...
hay compasión.

Y de ellos vienen teatro y circo
por una sed de ser y terminar no siendo
de querer con el buche lleno y terminar sin ser queridos
o ser queridos y terminar grotescos por tanto cariño mal traducido.


Es de humanoides terminar por fastidio lo que empezó luchando por ser algo más que un simple borrador;
y mandar a la horca sus anomalías, frases faltas de sangre, para una deficiente publicación.

Publicar un comentario