jueves, 31 de diciembre de 2015

Pros y contras de la escuela

Es la última noche del año y espero, de todo corazón, cerebro y estómago, que este sea mi último duelo en la vida sobre asuntos escolares. Siento que estarme quejando de estas cosas una y otra vez aburre a todos, y me aburre  mí, ojalá que a alguien más, un equivalente a mí, le ayude a tomar una decisión poderosamente libre y certera. La introducción parece mostrar al ganador del duelo, acaso estoy levantando su brazo en alto antes de tiempo.

Seguir con la licenciatura. Pros y contras.

Pro
Al terminar podré tener la posibilidad de obtener un trabajo bien remunerado y estable

Contra
Nadie me asegura que lo obtenga. En especial cuando mis prioridades están más enfocadas a aspectos creativos.

Pro
Una licenciatura te abre muchas puertas.

Contra
Puede ser una pérdida de tiempo.

Contra
Me deteriora física, mental y anímicamente.

Pro
Conozco y veo preciosas, y a veces interesantes e inteligentes, mujeres.

Contra
La gran mayoría no quiere nada conmigo, sólo les caigo bien... y además, si lo quisieran, mi percepción en cuanto a diferencia en la edad me hace sentirme una mierda raboverde y un completo idiota al echar por la borda mi relación de pareja con quien va más allá de juventud y belleza.

Pro
Me caen bien mis nuevos compañeros.

Pro
He invertido media década para dejarlo todo por una corazonada.

Contra
No he podido avanzar en mis otros proyectos.

Contra
Mis otros proyectos no requieren necesariamente de este, no es indispensable para obtenerlos.

Pro
Esta es mi única oportunidad de estudiar con el apoyo moral y económico de mis padres.

Contra
No se trata de darle gusto a mis padres o al mundo.

Contra
Sigo ahí por puro miedo a no arriesgarme, a perder una valiosa oportunidad, a andar por rutas nada precisas e intransitadas.

Contra
La solución para ir bien en la carrera consiste en abandonar proyectos personales, deberes hogareños y desasosiegos, por tareas, trabajos finales, lecturas, investigaciones, ensayos y análisis. Es decir, irse arrancando el alma. Dos años y medio con el alma desprendible,pero cinco años con mi tipo de alma arraigadiza.

Contra
Esperar a que cada próximo semestre resulte mejor, me hace más difícil salirme, ya que me condena a no poder encontrar empleo fuera del ámbito de estudio, puesto que a mayor edad, menor el rango de opciones de trabajo de reducidas exigencias.

Contra
Las opciones de trabajo del ámbito de letras, no son del todo de mi agrado y ninguna parece valer el tiempo invertido: Enseñar literatura, o peor aún, español... me niego a ser un triste maestro atrapado en una escuela; trabajar para una editorial, corrigiendo textos, imponiendo criterio, equivocandote, y que te pongan en claro y a viva voz tus errores (los míos muy constantes, por cierto); investigar, buscar fuentes y citar, citar, citar, pero antes encontrar qué investigar, jamás se me ocurre algo que me llene para llegar a algún posible fondo y menos algo literario o lingüístico; talleres y salas de lectura quizá, pero son mal pagados y no justifican 10 o 9, ni 8 años de estudio, guerra con el estudio o razón del estudiar; periodismo, editar o escribir artículos sobre cosas que no te interesan, y tengo un amplio espectro de indiferencia, es como hacer tarea, volver al ensayo mediocre y aborrecible, pero peor, porque lo publican.

Pro
Sin carrera los empleos también son malos y además son mal pagados.

Contra
Por lo menos no requieren de tantos conocimientos, no te pesa dejarlos y puedes encontrar uno que te dé el tiempo suficiente para no abandonar tus proyectos y metas.

Pro
Si te sales, probablemente no logres independizarte, te la estás jugando, "con tu futuro no se juega".

Contra
Te quedas sólo para demostrar que no puedes, pero no puedes porque no quieres, porque no quieres abandonar lo que te da vida.

Pro
Sin la consumación de un empleo bien pagado, aquello que te da vida no podrá ser financiado.

Publicar un comentario