viernes, 17 de julio de 2015

Reformas sistemáticas a mi vida

A la medianoche del 17 del 7 del 2015 inauguro la renovación del engrane Diario, como su nombre lo indica este engrane tenía como finalidad funcionar todos los días, pero el sistema anterior de Correo prevaleció y no hubo el cambio deseado de agilizar la lectura de e-mails.

Fijo las 21 horas como el punto de partida para revisar mis bandejas de entrada y las redes sociales en las que sigo activo. Como todo engranaje tiene un limite temporal de una hora. Extraordinariamente será de aplicación diaria.

 Quehacer será también de aplicación diaria. Las 9 de la mañana será la hora de inicio. Igualmente con un limite mínimo de una hora.  Las leyes del hogar son inamovibles. El orden sigue siendo el mismo: trastos, casa por partes, Dublín y mis cosas. Los días viernes siguen siendo para acomodar mi cama y mi ropa, los sábados para lavarla, los domingos para los ratones. El tabú de hacerlo únicamente esos días queda abolido; si no se puede hacer uno de esos días, se utilizará la hora de lunes a jueves para hacerlo. Así también, de lunes a jueves se puede elegir entre el orden de rutina, ir a comprar víveres, o preparar algún platillo.

Con tales cambios, el ciclo queda de esta manera:

Diarios:                                                
             Quehacer
              Diario

Atemporales:                                                                                                                                                                    Escritor
                       Propulsor
                        Letargo
                        Post
                        Colección
                        Gran engranaje
                         Barro 
                         Ingestión
                         Cierva alba                                                                
Publicar un comentario