viernes, 30 de marzo de 2012

Rockanrolea

Estoy tan alterado. Hay gente que no debería toparse conmigo. No me molesta que lleven una vida de intensa actividad escolar, sumada a una destacable rutina laboral, y que simultáneamente no descuiden ni por un minuto su rol social... ah, pero que te lo restrieguen como si fuesen la divina perfección y que no contentos con sólo eso se metan con los del submundo, como si fuésemos descerebrados incapaces de llevar a tan alto nivel productivo nuestra existencia. Eso me enferma.

Cualquiera puede describir sus vidas sin mucho esfuerzo. Así, tal vez muchos de ustedes se sientan identificados con el personaje principal.

G nació, estudió de niño, estudió de adolescente y en eso estaba cuando tuvo su primer encuentro sexual, estudió más tarde y en eso estaba cuando se enamoró de otro G, si tuvo suerte se desposaron, si no la tuvo, le partieron el corazón, siguió estudiando, pero terminando sus estudios encontró trabajo, ganó buen dinero, se volvió a enamorar y se desposó de otro G. G trabajó durante el resto de su vida, tuvo hijos e hijas, tal vez sólo uno, tal vez sólo una. G se jubila. Por alguna extraña razón, G se siente satisfecho por todo lo que ha hecho, como si fuera lo único posible, tal vez cree que el haber pasado por las drogas, el alcohol y la promiscuidad lo hacen especial. G es reconocido en las altas esferas, en su campo es todo un nombre. G muere, se substituye y es olvidado.

Muchos coinciden con mi idea. Yo no entiendo entonces como han enaltecido el estereotipo de hombre de hojalata hasta el punto de mofarse de quienes no lo aceptan. La historia puede contar con ligeras variaciones.

¿Por qué X ha de ser diferente? ¿Qué no hace X, por así ponerlo, que G sí?... o, ¿qué hace X, que G no haría? Eso es cosa de cada quién. Yo sólo quiero poner énfasis en:

  1. La escuela no es el único lugar dónde se aprende. Es conformista aceptar todos los preceptos establecidos de enseñanza. Los conocimientos, sólo porque puedan llegar a ser prácticos, no significa que estén sobre los demás. Por demás me refiero al conocimiento artístico y al empírico. Así que yo tengo todo el derecho a odiar la escuela y evitarla en lo posible, así como en restarle importancia y 'estudiar' lo que a mi me interesa, aunque no venga en ningún plan econo-titulativo-diplomático.
  2. Se me acaba de ocurrir que; el respeto al libido ajeno es la paz. Nadie debería presionar a los demás a tener sexo. Nadie debería reprimir a los demás a tener sexo. Dónde, cuándo y por qué tener sexo, no debería ser cuestionado, si no el cómo; tanto para mejorar cualquier posible encuentro, como para evitar lo indeseable.
  3. Empresas e instituciones. No podemos escapar del esquema. Lo que significa que todos mis estudios tienen el fin de mendigar un lugar en alguna de estas. Si el trabajo es sobremanera importante, alzarse sólo y crecer independiente merece más merito, por las complicaciones. Pero si el fin es hacer dinero, cualquier cosa es buena, siempre y cuando la toleres y no te absorba la vida.
  4. Lo más importante es hacer lo que se quiera hacer. Planes a largo plazo, planes a corto plazo, planes instantáneos, planes esporádicos, como también desplanearlo todo e improvisar.

Es mi primer gif, espero que les guste :)

Publicar un comentario