lunes, 4 de marzo de 2013

Si tan solo no sintiera que es el objetivo inexorable de mi absurda existencia, quizá no tendría que pasar por tantas idioteces. Y esto que es un engaño, esto que es prepararme para un mejor futuro, andar a la escuela tortuosamente, día con día; mi condena... luego trabajaré y ganaré dinero, con el dinero sobreviviré, luego de sobrevivir moriré. En el transcurso de esa vida escribiré lo que tengo por misión de existencia escribir, trataré de apresurar las cosas para no prolongar demasiado la agonía del insulso platillo que me tocó vivir. Probaré de todo eso por lo que muchos mueren, no habrá diferencia.

Dicen que uno escoge lo que quiere; bien, no quiero nada, si lo que escojo no me escoge a mí, no quiero nada, lo que quiero es que ya todo pronto termine...
Publicar un comentario